8M-Venezuela
¿Por qué paramos?

Venezuela también para

Varias organizaciones de mujeres, la Red de Colectivos La Araña Feminista, la Escuela de Feminismo Popular, Identidades y Sexualidades Revolucionarias y RIAS, hemos acordado unirnos al Paro Internacional de Mujeres, el próximo 8 de marzo, para denunciar el capital que explota nuestras economías y nuestros cuerpos. En Venezuela pararemos para denunciar la violencia obstétrica en todas sus manifestaciones.

Las mujeres organizadas de Venezuela rendimos tributo a todas las mujeres que ofrendaron su vida, luchando desde diferentes espacios por reivindicar los derechos de las mujeres, contra el colonialismo, el imperialismo, el neoliberalismo y el machismo que los sustenta. Nos sumamos al Paro, como propuesta articulada con otras organizaciones de todo el planeta, para enfrentar el capitalismo patriarcal y su violencia femicida que empobrece, humilla, tortura, asesina, viola y desaparece mujeres.

Frente al giro neo-conservador, en la región y el mundo, el movimiento de mujeres emerge como potencia de alternativa. Nos unimos al grito colectivo que pide justicia por el asesinato de Berta Cáceres en Honduras y otras defensoras de derechos humanos y de la madre tierra en todo nuestro continente americano; justicia por la liberación de Milagros Sala, presa política del macrismo; y nos solidarizamos con el proceso de Paz en Colombia para que cese la violencia contra quienes desean construir patria.

En Venezuela paramos:

Para denunciar la violencia obstétrica, que está llevando al aumento de las tasas de mortalidad materna y neonatal en todo el territorio nacional.

En contra de la desidia médica y el ruleteo de las parturientas que mata a quienes dan la vida.

Contra la mercantilización de la salud que promueve cesáreas, episiotomías innecesarias y abortos inseguros.

Por una maternidad deseada, feliz y segura, con partos dignos y cuidados oportunos.

Necesitamos más atención de gineco-obstetras en toda la red hospitalaria con acompañamiento de doulas y parteras.

Alzamos nuestra voz contra la falta de anticonceptivos que impiden el derecho humano a decidir el número de hijos e hijas que queremos tener.

Exigimos acceso gratuito a la anticoncepción.

Demandamos la atención oportuna de las mujeres en proceso de aborto, la no criminalización, y el no sometimiento al escarnio público de quienes interrumpieron de manera voluntaria un embarazo.

Exhortamos al Ministerio del Poder Popular para la Salud y al Ministerio del Poder Popular para Asuntos de la Mujer a atender de manera urgente y prioritaria todas las realidades de crueldad y dolor a las que se enfrentan las mujeres venezolanas en el momento de parto.

Nuevamente, este 8 de marzo queremos expresar que seguimos juntas, unidas en defensa del legado revolucionario, popular, humanista y feminista de Hugo Chávez. En lucha por el socialismo feminista.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *