Nosotras Abortamos

Tu cuerpo ya es diferente

Laura Ferreyra, 35 años, realizadora audiovisual.

Tenía 20 años.

Quedé embarazada por accidente con un chico que recién conocía. Nunca me imaginé que podía estar embaraza. Con el tiempo, me di cuenta que él sí supo del “accidente” y que nunca me lo dijo. Con el pasar de las semanas, algo hace que me dé cuenta de que podía estar embarazada.

En mi caso, dentro de lo horrible que son siempre estas situaciones, la mía fue bastante ideal. Hablé con mi mamá y mi papá y no sólo me escucharon y me entendieron, me ayudaron con el dinero con un ahorro que tenían ellos dos.

Yo me encargué de buscar un médico con el que di a través de otras amigas que habían abortado. Cuando fui a consultarlo, el doctor me trató muy bien, me llevó a hablar aparte y me preguntó si yo lo estaba decidiendo o me estaban obligando.

Como al embarazo lo descubrimos muy pronto, nos costó más barato de lo que pensábamos. Yo a la decisión la tomo porque no teníamos ni un centavo, yo vivía con mi mamá en un departamento de dos ambientes, era una locura. Hoy no me arrepiento porque después vi que el flaco con el que yo había estado era un violento.

Soy bailarina, y al tiempo, un día mientras estaba bailando, me vino un ataque de llanto y una angustia tremenda. Ese día me di cuenta que fue justo cuando se cumplió un año del aborto.

Cada mujer lo vivirá de diferentes maneras, todas son muy personales. No es fácil. A pesar de haber hablado con compañeras, siempre hay una sensación de sentirte sola, de que hay un vacío porque en tu cuerpo hay algo que ya es diferente.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *