home Noticias

Ritmos del empoderamiento

Por Juliana Corbelli

Diecisiete mujeres vestidas de blanco, paso a paso, despliegan su ritmo en una plaza, un teatro, una marcha, un festival o un carnaval. Empuñan sus baquetas y ajustan los tambores sobre las piernas para su ejecución. En bloque de a tres o cuatro se acercan al público paseante o expectante, adelantando los primeros mensajes a coro.

Una medialuna de mujeres se forma en la escena callejera para iniciar el tum tum con el impulso de la fuerza y de la luz que las repica con uno de los colores del feminismo: el violeta. Se vienen las TuMmbanda, las tamboras en manos de mujeres feministas lideradas por su directora rítmica Victoria Halfmann.

Nombrada como Victoria H, cuenta que la banda nació un febrero de 2013 gracias a un taller dictado por Silvia Palumbo, del proyecto madre “La banda lavanda” en consonancia con mujeres de España.

Palumbo reside en Bahía Blanca y es autora de gran parte de las letras y los ritmos que presentan bandas no sólo en Buenos Aires sino también en localidades como Lincoln, Junín, Tres Arroyos y Santa Rosa, cada una con su propia directora.

El grupo de las diecisiete está conformado por: Lucía Pinolli, Claudia Wald, S andra ArÇubi, Pilar Alonso Reyes, Elsi San Martín, Miriam Franco, Mariela Acevedo, Mirta Moreta, Verónica Méndez Laffont, Jenny Prieto, Jorgelina Clarens, Anahí Franco, Irel Alma, Angélica Necuzzi, Naty Suarez, Itatí Acuña y Victoria Halfmann.

“Queremos mostrar un carnaval con conciencia de género”, explica Halfman, “queremos decir que no solamente los varones tocan y las mujeres deben estar con la tanguita”, agrega. Y cuenta que lo hacen en círculo por referencia a las “brujas” o también “en semicírculo lunar para que puedan ver las compañeras y por una cuestión energética también elegimos disponerlo de modo abierto”.

Además del repertorio feminista ligado a las vibraciones de la tierra o la energía del universo, se le suma a su militancia el contenido a comunicar con más fuerza que todos los bises juntos. En un breve manifiesto, explican cómo apuntan al empoderamiento de mujeres a través de este latido sonando al unísono: “Con los tambores y las voces como herramientas de expresión, con los ritmos, los cantos, y la sonoridad, las mujeres participantes de esta experiencia van apropiándose de su propio pulso, su propio sonido, su deseado decir en el mundo”.

Dice Victoria: “Nosotras estamos donde no llega el mensaje. Tocamos para clases apartadas y desposeídas, entregamos folletos con los teléfonos donde pueden acudir por el aborto legal y gratuito o en casos de violencia.” Y cuenta que han visitado hospitales como el Borda, el Moyano, las plazas de marchas, como así también las convocatorias del ineludible NiunaMenos. En estos casos suelen presentarse junto a otro grupo llamado Mujeres de Arte Tomar (MAT) con el cual acoplan ritmos y tambores cantados a la performance de cuerpo y danza contra la violencia machista y el patriarcado. Así lo planean para este segundo Paro Internacional de Mujeres del 8 de Marzo #NosParamos.

Las letras

Las mujeres de esta banda deconstruyen la violencia, en el trabajo diario, individual y colectivo visibilizando el mensaje de libertad y contra la opresión del sistema patriarcal, torturante, consumista y asesina.

Ni reinas ni esclavas (Letra y música Silvia Palumbo)

No somos ni reinas ni esclavas sexuales
Tampoco siervas de ningún hogar
Menos agujero de tanta violencia
Ni mercancía bajo propiedad

Señoras digan que no
Muchachas digan que no
Las niñas que aprendan pronto
Que digan fuerte que no que no

Cuando una mujer dice no
Es no, es no.
Cuando una mujer dice no
No es que sí, es que no.
Cuando una mujer dice no
Es no, es NO!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *