home Noticias

Ni minas ni morochas ni histéricas: las mujeres del tango, hermanadas

Por Juliana Corbelli.
Se conformó un grupo de mujeres que tienen como objetivo visibilizar el machismo y las violencias en el tango: milongas, espectáculos, instituciones, oferta de trabajo, escenarios varios y bambalinas.

Basta tararear algunas letras como para evidenciar que desde su primera infancia existe y existió en el tango canción los estribillos de la desigualdad y las estigmatizaciones a mujeres: la vampiresa, la sargentona, la resentida, la histérica, entre muchas otras. Más allá del análisis contenidista de los libretos –que según fuentes alcanzarán un 20% de letras misóginas y discriminadoras– el movimiento reclamará este jueves puntualmente la desvalorización del rol profesional de la mujer replicado en la poca oferta laboral, el salario reducido, la valorización del aspecto físico, entre otros detalles discernidos en el manifiesto con acordes por la igualdad.

La investigadora Marcela Judith González, de la Academia Nacional de Tango, enumera algunas de “las  letras donde abundan las pérdidas, aquellas que tratando de salir de un medio social pobre encuentran como único escape la prostitución”: “Flor de Fango”, “Margot”, “Zorro Gris”, “El Motivo”, “Mano a Mano”, “Ivette” o “Milonguita”. Como, por ejemplo, en la relectura de “Mano a mano” se le augura a la mujer un final atroz: “y mañana cuando seas descolado mueble viejo / y no tengas esperanzas en el pobre corazón…”

Con motivo del cercano #8M, el Movimiento Feminista de Tango (MFT) realizará actividades en distintas milongas durante toda esta semana. El colectivo-staff es integrado por mujeres tangueras de todas las áreas que buscan alcanzar relaciones igualitarias en ámbitos como la danza, la música, las artes visuales y escénicas, entre otras. El grupo en su conjunto promete una gacetilla con todas las actividades que escenificarán esta semana con espectáculos y performances, y a modo de preludio comparte con Tiempo su partitura feminista, en donde se especifica qué características obedece su feminismo, qué denuncia y cuáles son las propuestas, como por ejemplo, qué sucede cuando una persona dice que “no” al cabeceo o cuando los patrones de milongas expulsan a parejas de gays, lesbianas, trans de sus pistas desconsiderando incluso el cambio de rol en la pista y la igualdad en el baile.

Manifiesto: “Construyamos un tango sin machismo”

El Movimiento Feminista de Tango (MFT) surge como inquietud de un grupo de mujeres que transitamos el ámbito del tango. En sus pistas y escenarios hemos constatado cómo se reproducen y manifiestan las desigualdades que afectan a las mujeres en todas las sociedades.

Como vienen denunciando y visibilizando desde hace muchos años diversos colectivos, como el #NiUnaMenos, creemos que estas injusticias son producto de un orden social patriarcal, heredado, perpetuado y perfeccionado a lo largo de miles de años. Ese orden social es reproducido por todos y todas: cada persona que habita esta sociedad tiene su gramo de responsabilidad en el sostenimiento de la cultura machista. Creemos que, como toda construcción social, es posible modificarla con el compromiso y trabajo de todas y todos.

Para nosotras, la clave del cambio reside en la solidaridad como herramienta fundamental para quebrar al sistema desde dentro, unidas. A esta solidaridad o hermandad entre mujeres se la llama sororidad, e implica que cada una respete y proteja a las demás.

Feminismo de tangueras

1. Las mujeres del tango estamos en situación de desigualdad con respecto a los varones en todos los aspectos (económicos, laborales, sociales, etc.)
2. Esta desigualdad es una injusticia.

3. Modificando actitudes y discursos en la propia vida cotidiana podemos evitar reproducir esa desigualdad, e incluso, revertirla.

El patriarcado y la violencia machista se reproducen también a través de las recompensas y castigos que el sistema contempla (y todes reproducimos) para quienes aceptan o se rebelan respectivamente. El temor a ser señaladas como “locas”, “histéricas” o “resentidas” lleva a que muchas mujeres se callen ante las injusticias y violencias.

El tango, nacido en una sociedad machista, está atravesado también por estas dinámicas. Su mismo origen está ligado a espacios de explotación de las mujeres, esa impronta está presente aún hoy y a veces es incluso celebrada.

Como mujeres del tango, y por ser éste el ámbito que habitamos, deseamos invitarles a pensar los modos en que se manifiesta el machismo aquí específicamente, para que así podamos modificarlos y erradicarlos. Algunas de las desigualdades más evidentes son:

-Desvalorización del rol profesional de la mujer: menos ofertas de trabajo y menor paga, énfasis en el aspecto físico y no en el talento artístico. Acoso y chantaje sexual.

-Violencia física y psicológica hacia muchas bailarinas y artistas por parte de sus compañeros.

-Acoso sexual en la pista durante las tandas.

-Continuidad, e incluso exaltación, de códigos milongueros que estigmatizan y subordinan a la mujer (como la “pasividad” del rol seguidor, la asociación obligatoria de ese rol con el género femenino, la invitación a bailar como prerrogativa masculina/una acción exclusiva del hombre…) bajo la excusa de la “tradición”.

Propuestas del MFT

-Rechazamos y denunciamos cualquier ejercicio de violencia u acoso sexual, y nos solidarizamos con las mujeres que alzan su voz.
-Evitamos la “competencia” entre mujeres: la otra es mi igual, no mi enemiga.

-Cuidamos (quienes organizan y quienes asisten) que las milongas y cualquier espacio laboral (casas de tango, clases, escuelas, etc.) sean espacios respetuosos, donde no se admita el acoso ni la violencia y se proteja a las mujeres violentadas.

-Asumimos que cualquier persona puede invitar a bailar, con cabeceo o acercándose, y respetamos el “no”, siempre: antes, durante y después de la tanda. Sin distinción de género, No es No.

-Entendemos y celebramos que el tango es una danza entre personas, sin importar su género, edad o aspecto.

Del 5 al 11 de marzo: semana de concientización del género en el tango

El movimiento cuenta con milongas y espacios adheridos donde se pueden ver las intervenciones, performances, tomar clases temáticas y otras actividades, durante toda la semana.

Martes: Ventanita de arrabal, Vuela el pez, Tangótica, La María.

Miércoles: La Mandrilera, Zona Tango, Seguimos si podés.

Jueves: Batacazo, Milonga Federal, Chauche Club.

Viernes: Zum, Parakultural, Yira Yira, Las malevas, Patio de tango.

 

 

One comment

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *