home Noticias

Las luchadoras del futuro

Por Juliana Corbelli-Foto: Mariano Martino.
Niñas festejando estar en las calles, acompañando a sus madres y sumándose al colectivo feminista.

Después del mediodía, cuando los ruidazos ya habían convocado a sus colectivos a reunirse en los puntos de encuentro y la fila de jóvenes girls power trazaba una interminable cola en búsqueda de sus pañuelos verdes, niñas y niños se sumaban a la fiesta multicolor que empezaba a transitar de la Plaza al Congreso con holgura y espaciosidad.

En el trayecto sobre la avenida, más cercana a los cordones y las esquinas, acompañados por mamás, abuelas, tías, amigas y padres, iban de la mano hacia el oeste las pequeñas por la lucha liderada por mujeres, lesbianas, travestis y trans. Sus carteles llevaban mensajes escritos con su letra y también vociferaban sus preguntas.

Algunas niñas llevaban inscripciones del estilo “a mi cuerpo lo dibujo yo”, “existo porque resisto” o bien portaban sus escafandras brillantes dejando ojos y bocas al descubierto, con el puño bien alto. Pude escuchar a un matrimonio que intentaba explicar a su hija qué es el patriarcado y pedía auxilio a otras mujeres para su definición, “¿me podés ayudar a explicarle qué significa el pa-triar-ca-do? Nosotros intentamos pero a lo mejor vos podés decirle algo más.”

Más niñas observaban con sorpresa los logos de las remeras. Dos hermanas descargaban la espuma de sus aerosoles, en jolgorio y al compás de la comparsa, delante de la bandera del sindicato. A una niña, que habrá vivido sus primeros días de primaria, le pareció ver a Santiago Maldonado entre las filas. Y muchas escuchaban los testimonios de sus madres a cámara pidiendo justicia por sus tías muertas por femicidio.  Y también contaban su historia, al aire y frente a la movilera.

Ayer, en el tiempo de las primeras horas hasta la primera luz artificial frente al Parlamento, pensé en las desprincesadas, las interactivas, las dolidas, las felices, las luchadoras con su nombre, sus mensajes y sus dudas, que saben que es su día de lucha y están dispuestas a hacer las primeras preguntas por los derechos propios, ajenas, la libertad, la diferencia y la igualdad.

Este nuevo paro histórico presentó a las futuras Ni una Menos y evidenció que toda manifestación representa un espacio de formación.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *